No solo eres ladrón de recuerdos

 

Siempre te gustó la ducha, era el momento del día en que más disfrutabas. Como mujer limpia y disciplinada que has sido siempre, te ponías tu gorro de ducha para no mojarte el pelo, te tomabas tu tiempo en ducharte, luego en secarte, en ponerte la crema hidratante. Era como un rito diario.

Aun lo sigues haciendo sola, recordándote que hacer en cada momento. Pero ahora es un sufrimiento para ti, por mucho que lo intento hacer bien, siempre hay algo que te da miedo o te molesta.

Cada mañana cuando te digo que nos vamos a la ducha, me dices que ya te duchaste o que mejor por la tarde. No te acuerdas de lo que es y te da miedo

Cuando te digo que te vayas quitando la ropa para ducharnos, que todos tenemos que hacer lo mismo y que en la ducha tenemos que entrar todos desnudos (esto te lo digo para que veas que es normal y que lo hacemos todos y te sientas segura) ,ya empiezas con que si te voy a dejar sin nada, que me lo voy a llevar, que como te voy a dejar  desnuda. Si ya de por si, sientes miedo porque no te acuerdas que es aquello que te van a hacer, si te desnudas te sientes aun menos protegida, más vulnerable.

Ya una vez dentro de la ducha, el agua que antes te quitaba hasta las penas, ahora te da miedo, así que el agua está muy caliente y te quiero matar, o está muy fría y te vas a congelar. Y gritas y manoteas

Cuando sales y empiezas a secarte, dices que no lo sabes hacer. Te recuerdo como se hace y me dices que es muy difícil. Si te toco me dices que te estoy haciendo daño. Antes de terminar ya estás preguntando que donde está tu ropa, que no tienes nada, que te la han robado.

Cuando te digo que te pongas la crema, en cuanto la pruebas dices que eso está muy pegajoso, cuando te sale la palabra, y te quieres lavar otra vez para quitártela.

El Alzheimer no solo se lleva los recuerdos, también momentos del presente que eran agradables para el enfermo, se convierten en todo un problema, para el y el cuidador

Así que este maldito ladrón, no solo te ha robado la memoria, te robado también, momentos en los que eras tu misma, en los que disfrutabas, en los que nadie te veía, y podías ser tú, limpia, coqueta, femenina

A continuación un vídeo que si estás en la misma situación que yo, te marcará unas pautas que quizás te puedan ayudar.

Como siempre mucha paciencia y amor

 

 

 

Anuncios

One thought on “No solo eres ladrón de recuerdos

  1. yosinmasblog

    La ducha es un momento muy frustante, para ellos y para nosotr@s, sabes que tienes que ducharla, pero también sabes que va a haber, en mi caso, gritos de protesta, gritos porque el agua moja, enfado porque en los genitales no se toca “ahí no” es la palabra de todos los días al lavarla, y mirada de miedo, de no entiendo porque me haces esto. Lo dicho frustrante. Y como tú dices el nivel de dolor ha descendido mucho, ahora un simple tacto en los pies u otra parte del cuerpo produce un quejido de dolor. Mi madre ya no sabe lavarse sola, ni vestirse y ya va olvidando por donde hay que poner los brazos en un jersey o los pies en el pantalón.
    Un beso y mucha fuerza cuidadora

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s